El delegado advirtió que los daños «no representan mayor riesgo».

El INAH cuestionó el dictamen elaborado por la BUAP, en el que se sugiere cambiar la sede del poder legislativo local.

El cambio de sede del Congreso del estado de Puebla es innecesario, así lo manifestó Ambrosio Guzmán Álvarez, delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quien considera que se magnificaron los daños que sufre el inmueble que se contempla desalojar.

El representante del INAH aseguró que en el dictamen elaborado por especialistas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), que propone la mudanza del poder legislativo estatal, se exageraron las dimensiones de los estragos que dejaron los sismos de septiembre de 2017.

Y es que personal del INAH realizó un recorrido por el edificio ubicado en la calle 5 Poniente 128, en el Centro Histórico de la entidad, tras el cual aseveró que los daños que presenta el inmueble no son graves ni estructurales, por lo que «con un poco de mantenimiento» quedaría en buenas condiciones para seguir en uso, concluyeron.

Es por esto, puntualizó Guzmán Álvarez, que consideran que los daños «no representan mayor riesgo» y que bastan algunas reparaciones para resolver las fallas en el inmueble.

Sobre el cambio de sede del Congreso, el diputado José Juan Espinosa refirió hace unas semanas que podría obedecer a intereses externos, toda vez que el inmueble se encuentra actualmente en litigio y una de las partes involucradas es familia de Guillermo Pacheco Pulido, gobernador interino del estado; es por esto que el legislador local sugirió que el dictamen de la BUAP que determinó hacer el cambio puede ser una maniobra para favorecer a los allegados del mandatario.

 

HOY NOVEDADES/PUEBLA